grrandes Inventos descubiertos por casualidad

Anuncios google

 grrandes Inventos descubiertos por casualidad

 La invención, como reconocen los grandes genios, es un proceso de esfuerzo, de trabajo duro e invención. Sus resultados, que pueden demandar días, meses o años, suelen cambiar la humanidad para siempre. Así nacieron los autos, el colectivo, la birome.

Bueno, esta lista no tiene nada que ver con eso del esfuerzo ni los años. Se trata de inventos tal vez menos célebres pero con una característica: se descubrieron de pura casualidad.


Coñac. Durante la Edad Media los mercaderes habían notado que si hervían el vino, el agua se evaporaba y podían llevarlo en menos botellas. Después el proceso culminaba cuando lo mezclaban de nuevo con agua. Hasta que un día a alguien le gustó cómo quedaba sin ese último paso.

Caucho vulcanizado. El vulcanizado es un proceso que evita que se descomponga el caucho. Lo descubrió en 1839 Charles Goodyear –sí, el de las llantas- cuando se le cayó en una caldera una mezcla de caucho con azufre.

Papas fritas. Cansado de las quejas de un cliente que le recriminaba que hacía las papas muy gruesas, el cocinero George Crum las cortó lo más finas que pudo y luego las hirvió para que quedaran crocantes. Fue en 1853.

Edulcorante. Se descubrió en 1879 cuando manipulaban una mezcla hecha con brea de carbón.

Rayos X. Wilhelm Röntgen observaba los efectos que tenía en los objetos la radiación producida por un chorro de electrones, hasta que vio sus propios huesos proyectados en una placa metálica.

Penicilina.Probablemente uno de los descubrimientos casuales más importantes del siglo XX. El científico Alexander Fleming investigaba en 1928 muestras de gripe que observaba con su microscopio. El hombre se fue a su casa dejando la ventana del laboratorio abierta. Cuando volvió encontró sobre las muestras un moho verdoso que se comía las bacterias. La espora de la penicilina había entrado en el aire.

LSD. En 1943, Alberto Hofmann buscaba un compuesto a base de dietilamida del ácido lisérgico que permitiera estimular el parto, pero lo que descubrió fue un poderoso alucinógeno, la droga preferida en los '60 que “inspiró” discos completos y películas como Yellow Submarine.

Horno microondas. Percy Spencer, un ingeniero gordito al que le gustaban mucho las golosinas, trabajaba en 1949 con un radar que funcionaba a microondas. Luego de probar un rato el artefacto, el hombre notó que algo raro pasaba porque la barra de chocolate comenzó a derretirse en el bolsillo de su pantalón.

Viagra.Muchos hombres deberían hacerle una estatua a Mrthyr Tydfil, quien en 1992 probaba una nueva droga para la angina de pecho entre los habitantes de una villa galesa dedicada a la producción de hierro. El resultado fue… inesperado.

Dulce de leche.Si bien no hay una fecha ni una sola versión, cuenta la leyenda que una de las mulatas que trabajaba para Juan Manuel de Rosas preparaba la bebida típica de desayuno de esa época, la leche azucarada, pero la mujer se distrajo con sus quehaceres y cuando volvió encontró que la mezcla había hervido de más. El resultado fue el dulce típico argentino.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Te gustará

FACEBOOK

Powered by Jasper Roberts - Blog