Orientación del papel higiénico

Anuncios google

Orientación del papel higiénico

Recuperada la página que fue borrada de wikipedia

 

pordetrsopordelante_thumb3

http://es.wikipedia.org/wiki/Orientación_del_papel_higiénico

 

Existen dos opciones a la hora de colocar el papel higiénico cuando se hace uso de un soporte para el rollo con el eje paralelo a la pared: el papel puede colgar por delante o por detrás del rollo. La elección es puramente cuestión de preferencias personales, dictadas por la costumbre. En distintas encuetas realizadas sobre ciudadanos americanos, consumidores de papel higiénico, el 60–70% de los encuestados respondieron que preferían por delante.[1]

A pesar de ser un tema muy trivial, la gente suele tener fuertes argumentos para defender su posición. La columnista Ann Landers dijo que el tópico era el más controvertido en su historia como escritora de columnas. Los defensores de cada posición argumentan ventajas como la estética, hospitalidad y limpieza; la conservación del papel y la facilidad de separación de las porciones troqueladas. Famosos y expertos han arrojado sus opiniones hacia ambas posiciones. Las razones que hay detrás de la elección de cada persona han sido analizadas por varios estudios con teorías que varían entre la edad, sexo, estatus socioeconómico y filosofía política. También se ha sugerido que la preferencia de la posición por detrás puede tener cierta relación con la posesión de un vehículo de recreo o un gato.[2]

Las soluciones varían entre el compromiso, y el uso de dispensadores separados o baños separados por completo. Un hombre apoya un plan mediante el cual pretende estandarizar en una sola orientación forzada todo el país; y al menos un inventor espera popularizar un portarrollos que gira de una orientación a otra.[3]

Contenido

[editar] Breve historia del papel higiénico

[editar] Contexto y relevancia

En el artículo "Bathroom Politics: Introducing Students to Sociological Thinking from the Bottom Up",[4] el profesor de Eastern Institute of Technology Edgar Alan Burns describe algunas razones del por qué la política sobre el papel higiénico merece ser examinada. El primer día del curso introductorio de Burns en sociología, él pregunta a sus estudiantes, "¿De qué manera creeis que debe colgar el rollo del papel higiénico?"[5] En los siguientes cincuenta minutos, los estudiantes examinan el motivo por el que escogieron sus respuestas, explorando la construcción social de las "reglas y prácticas sobre las que nunca han pensado conscientemente con anterioridad".[6] realizan conexiones con temas mayores de la sociología, incluyendo estudios de género, las esferas pública y privada, raza y etnia, clase social, y edad. Además, Burns discute que existe una lección adicional:

Los sociólogos se preocupan a veces de que su disciplina se ve meramente como una elaboración de lo trivial o lo obvio. Por ello, el punto teórico ilustrado a través del ejercicio del papel higiénico no es que una realidad a tan pequeña escala sea lo contrario de una sociología general, sino que los términos generales no existen por separado. Otros detalles menores y normas que se toman por obvias y las creencias son la meta-narrativa de la sociedad, y esto es lo que le hace tan poderosa.[6]

La actividad de Burns ha sido adoptada por un curso de psicología social impartido en la Universidad de Notre Dame, dónde es usada para ilustrar los principios de Berger y Luckmann en su clásico de 1966 Construcción social de la realidad.[7] Se han usado otros tópicos de la vida diaria para despertar la imaginación sociológica, inlcuyendo juegos como el tres en raya, violaciones del espacio personal, las reglas para caminar, y la etiqueta por la que los hombres eligen los urinales en los baños públicos.[8]

Christopher Peterson, un profesor de psicología de la Universidad de Míchigan, clasifica la elección de la orientación del papel higiénico bajo "gustos, preferencias, e intereses" en lugar de valores o "actitudes, tratos, normas, y necesidades". Otros intereses personales incluyen la marca preferida de refrescos o el equipo que sigue. Los intereses son una parte importante de la identidad social; uno espera y prefiere que la gente tengan intereses diferentes, lo que ayuda al sentido de la unidad. Las diferencias en los intereses a veces llevan a sutiles castigos. Para la mayoría de la gente, los intereses no causan divisiones serias causadas por los conflictos de valores; pero una posible excepción es lo que Peterson llama "los amigos 'búscate la vida' que nos rodean" quienes elevan los intereses a temas morales.[9]

Morton Ann Gernsbacher, una profesora de psicología de la Universidad de Wisconsin-Madison, compara la orientación del papel higiénico a la orientación de la cubertería en el lavavajillas, a la elección de en qué cajón de una cajonera guardar los calcetines, o el orden en el que lavarse el pelo y el cuerpo en la ducha. En cada elección, existe una solución prototípica que es escogida por la mayoría, y resulta tentador ofrecer explicaciones sencillas del porqué la minoría es diferente.

En su libro Conversational Capital, Bertrand Cesvet propone la colocación del papel higiénico como un ejemplo de comportamiento ritualizado — una de las maneras que los diseñadores pueden crear una experiencia alrededor de un producto que se pueda transmitir de boca a boca. Otros ejemplos de Cesvet son agitar una caja de Tic Tac o separar las galletas Oreo.[10]

A veces el rollo de papel es un tema de simple entretenimiento. En los intermedios entre canciones de sus conciertos, John Hiatt a veces cuenta la historia de su esposa cambiando su preferencia.[11] El retransmisor Jim Bohannon, quién una vez pasó una hora hablando sobre el asunto, explica que tales temas son un buen recurso para la charla radiofónica: "Es un medio interactivo, un cierto tipo de choque, que no tiene porque ser violento, pero al menos genera un cierto desacuerdo que ciertamente llegará a lo más alto. Tiene que ser algo de interés general."[12]

Existe cierta dificultad en el medio televisivo: en las importantes cadenas estadounidenses NBC y CBS, hacia 1987, no se permitía que el papel higiénico se mostrara colgando junto al retrete.[13] La comedia de situación de los años 70 All in the Family fue el primer programa que incluyó una discusión sobre el papel higiénico, cuando Archie gritó a Meathead por colocar el rollo por debajo.[14] En un episodio de 1995 de Los Simpsons, "Home Sweet Homediddly-Dum-Doodily", a los padres se les retira la custodia de los niños por la Child Protective Services, que ofrecen a Marge una nota citando que su hogar es un "agujero infernal" en el que el papel de baño "cuelga de una forma inadecuada por delante".[15]

[editar] Preámbulo

En el libro publicado en 2006 Why Not?, de Barry Nalebuff y Ian Ayres, se escribe que el debate sobre la colocación del rollo de papel se basa en la simetría. También se dice que se ha gastado mucho papel discutiendo este tema, por lo que prefieren que el papel quede colgando por delante. Al tomar una situación aproximadamente simétrica y darle la vuelta, uno puede concluir en una nueva solución para un problema con sus propias ventajas sorprendentes. Otros ejemplos físicos incluyen el acto de pelar un plátano desde el vértice superior en vez del pedicelo, o que el volante de un coche gire las ruedas delanteras en vez de las traseras.[16]

Existe un eje de simetría entre los lados izquierdo y derecho del rollo, así que resulta ambiguo hablar de rotación horaria y antihoraria, ya que depende del punto de vista del observador.[17] Las simetrías frontal/trasera y superior/inferior se rompen por la acción de la gravedad y los emplazamientos del usuario y de la pared, por lo que uno puede distinguir entre dos orientaciones:

  • Por encima: El extremo del rollo de papel cuelga por la parte más alejada de la pared y libera el papel por encima del rollo cuando se tira de él.
  • Por debajo: El extremo cuelga cerca de la pared y libera el papel por detrás del rollo.

Esta nomenclatura también puede ser leída ambiguamente. En 1991, un cliente escribió a Herb Kelleher, jefe de Southwest Airlines, con una queja extraña: "Estimado Herb: ... La semana pasada en mi viaje a SFO alguien puso el papel higiénico mal. Cualquier tonto sabe que el papel debe salir del fondo del rollo y no por encima. No pude imaginar cómo corregir el error..."[18] Kelleher contestó, enviando una copia a su comité equipo de gestión, consejo general y jefe de relaciones públicas: "Estimado Jim: ¿Qué demonios estaba haciendo boca abajo en nuestros aseos?"[19] Kevin y Jackie Freiberg citan este episodio en su libro Nuts! como un ejemplo de la curiosa atención al cliente tomada por Southwest.[20]

Existen otros objetos de uso diario que utilizan una hoja de diferentes materiales salida de un rollo: máquinas de fax, cajas registradoras, film plástico, papel de aluminio, y papel sulfurizado. Un columnista que cree en la importancia de la orientación del rollo de papel escribe, "todo tiene que salir en la dirección correcta o no funciona, o te cortas, o ambas cosas."[21]

[editar] Argumentos

image

Papel higiénico doblado y sellado con cubierta, Hotel Monasterio, 2009.

image

Papel colocado por detrás con texto e imágenes invertidas.

image

Gatos jugando con el papel higiénico.

Las principales razones dadas por la gente para explicar su preferencia de colocación de una manera u otra son principalmente referidas a la facilidad de manejo y a la costumbre.[22] Algunas ventajas particulares de cada orientación incluyen:

Por encima
  • Reduce el riesgo de rozar accidentalmente la pared con los dedos, transfiriendo de esta manera suciedad y gérmenes.[23]
  • Hace más sencillo localizar visualmente y agarrar la tira suelta de papel.[24]
  • Da a los hoteles, cruceros, y anfitriones con baños de invitados la opción de doblar la última porción de papel para demostrar que la habitación ha sido limpiada. Ver papiroflexia con papel higiénico.[25]
  • Es normalmente la dirección en la que se ven los anagramas impresos sobre el papel de algunos fabricantes, por que lo que el papel decorado se ve mejor de esta manera.[26]
Por debajo
  • Da una apariencia más limpia, ya que la tira suelta permanece oculta a la vista.[27]
  • Reduce el riesgo de que un bebé o una mascota deshaga el rollo completo al golpearlo por entretenimiento.[28]
  • En un vehículo de recreo, puede reducir el desenrrollado durante el trayecto.[29]
  • En caso de terremoto, también reduce las posibilidades de que el papel se desenrolle.

Los partidarios de cada orientación declaran que ambas hacen más sencillo cortar las hojas de papel individuales del rollo por una línea troquelada, dependiendo de la dirección de la que se tira y el uso de una segunda mano para estabilizar el rollo.[30] (Un viajero estadounidense en China en 1991 se dio cuenta de una configuración diferente: papel sin troquelar, con una cuchilla de metal sobre el rollo, lo que obliga a una colocación por encima.)[31]

No está claro si una orientación resulta más económica que la otra. El Centralian Advocate atribuye la afirmación de que el papel colgando por encima ahorra papel a Planet Green.[32] Un lector de The Orange County Register encontró un "estudio de seis meses" realizado por una "universidad estadounidense" que llegó a la misma conclusión.[33] Pero un lector del Cape Argus escribió que un "fabricante británico de papel del retrete" llegó a una conclusión opuesta.[34] En la recopilación humorística How Hemlines Predict the Economy, de Peter FitzSimons, se escribe que colocar el papel colgando pegando a la pared "normalmente es el doble de económico".[35]

En el campo académico de la evaluación, Michael Scriven escribe que la cuestión sobre la manera correcta de insertar el rollo de papel es un "test de aptitud de una pregunta" para medir las capacidades de evaluación de cada uno. Estas capacidades incluyen la actitud de evaluación, análisis lógico práctico, empatía, enseñanza, y buena capacidad de estudio. Para comprobar las habilidades propias, uno puede derivar en "una respuesta correcta" o probar que el test está o no culturalmente influenciado.[36]

[editar] Estadísticas

Un estudio demostró a principios de 2011, que una persona pasa alrededor de media hora al año buscando el extremo del rollo de papel higiénico. La interpretación en términos económicos de este acto es que, si se realizara un acuerdo a nivel nacional en Estados Unidos, la productividad se vería incrementada en unos 300 millones de dólares al año; suficiente para adquirir dos rollos per cápita en aquel país.[37]

[editar] Resultados de encuestas

La pregunta "¿Prefiere usted que el papel higiénico se desenrolle por encima o por debajo del portarrollos?" se presenta en la portada del libro de Barry Sinrod y Mel Poretz publicado en 1989 La Primera Encuesta Realmente Importante Sobre los Hábitos Americanos. El resultado general: un 68% eligió por encima.[38] Sinrod explicó, "Para mi, la esencia del libro es la cuestión sobre el papel... Aunque a la gente no le importe, o si le importa lo suficiente como para causar daños personales a otro."[39] Poretz observó, "La cuestión sobre el papel impulsa a la gente tanto como el anuncio de Miller Lite."[40]

En el libro de 1995 de Bernice Kanner ¿Eres Normal?, un 53% de los encuestados prefirieron por encima, miestras que "la cuarta parte" prefirieron por debajo, mientras que el 8% se abstuvieron de responder.[41]

Sitting Pretty: The History of the Toilet, una exposición itinerante que recorre los museos canadienses, solicita a los visitantes que registren sus preferencias al respecto de la dirección del rollo de papel. Cuando dicha exhibición llegó a Huntsville, en junio de 2001, 13.000 visitantes participaron en la encuesta, con un 67% que preferían una colocación por encima.[42] En el Saint Boniface Museum de Winnipeg hacia febrero de 2005, una máquina de votaciones registró 5.831 por encimas versus 5.679 por debajos, o un 51% de por encima. El director del Saint Boniface se dio cuenta, "Creo que alguien ha hecho trampas."[43]

Georgia-Pacific comisionó otra encuesta sobre los hábitos de los estadounidenses en sus baños en 1993 para lanzar una nueva marca, Quilted Northern, a la que siguieron otras encuestas:[44]

  • En 1993, "Practices and Preferences of Toilet Paper Users": 73% por encima con un total de 1.200 participantes. La prensa declaró, "La primera encuesta de su clase ha establecido, de una vez por todas, el gran debate sobre el papel higiénico."[45]
  • En 1994, Toilet Paper Report: 59% por encima,[46] con 1.000 encuestados en total; dirigida por KRC Research and Consulting[47]
  • En 1995 Bathroom Tissue Report: 59% por encima contra el 29% por debajo,[48] de una suma de 1.000 encuestados; dirigida también por KRC Research and Consulting[46]
  • En 2001 Bathroom Confidential: 63% por encima, en una consulta en la que participaron 1.001 personas; dirigida por Impulse Research[49]
  • En 2004 Bathroom Confidential: 72% por encima[50]

En 1993, American Standard Brands dirigió una votación de "diseñadores, contractores, suministradores, distribuidores y otros representantes de productos de baños y cocinas"[51] en la Kitchen/Bath Industry Show & Conference celebrada en Atlanta, Georgia. La cuestión: "¿Cuál es la correcta y única manera de colgar el papel higiénico?"[52] Por encima ganó con el 59% de los votos, 1.826 contra 1.256.[51] La portavoz de American Standard Nora Monroe observó, "El baño es un lugar territorial. Le sorprendería cuánta gente tiene opiniones definitivas al respecto."[53] En 2008, American Standard comisionó la 2008 Bathroom Habits Survey, con un formato más tradicional, dirigida por la Opinion Research Corporation con un total de 1.001 encuestados. Esta vez, "tres cuartos" contestaron por encima.[54]

En 1995, una encuesta realizada por la "institudión" de la Scott Paper Company "Cottonelle College of Freshness Knowledge" descubrió que "la mayoría de americanos de más de 50 años" prefieren por encima.[55] En otra encuesta de Cottonelle de 1999, el 68% de los que la tomaron prefirieron por encima comparado con el 25% de por debajo. El columnista Bonnie Henry hace una hipótesis sobre el resto: "Mientras tanto, el 7 por ciento – sin duda aburridos por lo futil de la pregunta – ha caído en un coma profundo e irreversible."[56]

El 27 de enero de 2010, el centenario de la muerte de Thomas Crapper,[22] Cottonelle lanzó una gran campaña llamada "Gran Debate", invitando a los consumidores americanos a votar por sus preferencias en la página web de Kimberly-Clark.[57] El resultado fue enunciado durante la entrega de los premios Oscar de 2009: el 72% votó por encima.[58] En una encuesta preliminar más tradicional realizada a 1.000 ciudadanos estadounidenses, Cottonelle encontró que los votantes de por encima se preocupan más por la colocación del rollo (74%), se molestan más cuando ven el caso contrario (24%), y que cambiaron el rollo de orientación en casa de algún conocido (27%).[59]

Aparte de la orientación, los fabricantes de papel higiénico y los autores de encuestas has estudiado otras prácticas privadas que giran en torno al papel: cuánto se usa, si se corta con una mano o dos, si se corta de derecha a izquierda o al revés o si se enrolla o dobla antes de usarlo.[45]

[editar] Ideas

[editar] Sexo y edad

Poretz y Sinrod publicaron los resultados de una encuesta realizada en 1989 sobre el tema, según sexo y edad. Estos son los porcentajes de los estadounidenses encuestados que ponen su papel higiénico colgando por encima:[60]

21–34
35–44
45–54
55 +
Total
Gran total

Hombre
71%
81%
60%
63%
69%
68%

Mujer
81%
65%
62%
83%
67%

El libro no da indicaciones de la amplitud de la muestra tomada de cada segmento, por lo que resulta complicado decir si alguna de las desviaciones es estadísticamente significativa, pero no parece haber una gran diferencia entre las preferencias masculinas y femeninas. De todas maneras, esa diferencia ha sido afirmada por otros autores, en ambas direcciones. una votación realizada por el fabricante de material de cuarto de baño American Standard arrojó la siguiente información: "Muchos hombres votaron por delante, diciendo que así el appel es más fácil de coger."[53] El inventor Curtis Batts llegó a una conclusión diferente por su experiencia personal: "A las mujeres les gusta por delante, y a los hombres por detrás. Pienso que a las mujeres les molesta cuando toca la pared."[61] La columnista Ms Maud de The Press afirma que las mujeres prefieren por delante ya que son "pensadoras lógicas".[62]

Una encuesta de Cottonelle indicó que los hombres tienen una mayor tendencia a localizar y molestarse por rollos colocados al contrario de su preferencia.[63]

Una ocurrencia de la cultura popular sobre una teoría de género se encuentra en el Weekly World News, un tabloide que ofrece hisotrias extravagantes para conseguir un efecto cómico. En la historia de 2003 North Korea Shocker!, el WWN declaró que el líder norcoreano Kim Jong-il se estaba haciendo pasar por mujer. Una de las pruebas que apoyaban la teoría es que Kim supuestamente veía Home Shopping Network, un canal de teletienda; se hizo miembro del Oprah's Book Club, y "grita a los trabajadores que dejan la tapa del retrete subida y cuelga el papel higiénico hacia adentro en vez de hacia afuera."[64]

De acuerdo con W. C. Privy's Original Bathroom Companion, Number 2, "En una proporción mayor de 4 a 1, la gente mayor prefiere que su papel higiénico sea desenrollado por encima."[65] James Buckley hizo la misma declaración en The Bathroom Companion para personas mayores de 50 años.[66]

[editar] Clase y política

Sinrod observó en su misma encuesta, que el "60 por ciento de aquellos cuyos ingresos superan los 50.000$ prefieren que sea por encima y el 73 por ciento de aquellos que ganan menos de 20.000$ prefieren por debajo".[39] Declaró que era incapaz de comprobar nada, pero que los datos le resultaban interesantes.[38]

En unas elecciones municipales llevadas a cabo en Saskatoon, las nuevas urnas electrónicas fueron probadas usándolas para preguntar: "¿Está usted a favor de que el papel higiénico en todos los aseos públicos sea instalado con el trozo suelto saliendo por la parte superior y colgando por delante del rollo?" La respuesta fue "sí": 768 contra 196 votos, o un 80% de por delante. Se pensó que dicha pregunta que carecía completamente de connotaciones políticas.[67] Aún así, un proyecto de ciencias de un estudiante, presentado en el Southern Appalachian Science and Engineering Fair, fue una encuesta cuyas conclusión fue que los liberales colocan el rollo por encima mientras que los conservadores lo hacen por debajo.[68]

[editar] Carácter

En su libro publicado en 2003 10 Steps to Sales Success, Tim Breithaupt propone un grupo de cuatro tipos psicológicos que evolucionan del trabajo de Carl Jung: Socializador, Director, Pensador, y Relator. Breithaupt escribe que la gestión del papel higiénico es un detalle importante para Pensadores, mientras que los directores no se preocupan del tema mientras haya papel suficiente.[69] En su libro de 2001 Three Keys to Self-Understanding, Pat Wyman encuentra una opinión sobre el papel higiénico basada en el Eneagrama de la Personalidad, que clasifica a la gente como Unos, Doses, Treses, y consecutivos: "Los Unos conocen la respuesta para estos dilemas."[70]

Gilda Carle, una terapeuta y consultora de Cottonelle, ofrece sus teorías sobre los carácteres:

Si tu rollo cuelga por encima, te gusta tomar el control, pedir organización y consigues más de lo esperado.
Si tu rollo cuelgo por debajo, eres relajado, dependiente y buscas relaciones con fuertes fundamentos.
Si no te importa el tema mientras quede papel en el rollo, tu objetivo es minimizar los conflictos, aprecias la flexibilidad and y te gusta experimentar nuevas situaciones.[63]

David Grimes, un columnista, toma una actitud sarcástica hacia los test de personalidad basados en los aseos:

Si eres la clase de persona que prefiere que el papel cuelgue por delante, entonces eres una persona extrovertida, derrochadora, que disfruta al intentar colar 11 artículos por la caja de "hasta 10 artículos" en el supermercado; si eres la clase de persona que prefiere que el papel cuelgue pegando a la pared, entonces eres naturalmente alguien que sospecha, que aspira su casa tres veces al día y que piensa que Jerry Springer es dios. O quizás al revés.[71]

Un reportero de la revista profesional Fund Action cuenta la historia de una empresa de fondos mutuos que buscaba candidatos a trabajadores con preguntas que serían analizadas por psicólogos. Una de dichas preguntas era "¿De qué manera cuelga usted el papel higiénico? ¿Para que desenrolle por encima o por debajo?". La historia no revela el nombre de la compañía o su respuesta preferida.[72]

[editar] Consecuencias

La orientación del papel higiénico se menciona a menudo como una disputa dentro de parejas casadas.[73] Esta discusión también puede surgir en negocios y en lugares públicos.[74]

Incluso en la Base Amundsen-Scott sita en el Polo Sur, han habido quejas sobre en que posición colocar el papel higiénico. Durante la noche polar de seis meses, unas cuantas docenas de residentes se confinan en el lugar viviendo juntos, y mientras que muchos de los dolores de cabeza de la vida moderna quedan lejanos, la comida y la higiene no. A pesar de los retos impuestos por el hostil clima antártico, "Los choques de personalidad son revelados a través de las pruebas más mundanas de la vida diaria."[75]

[editar] Soluciones

Algunas de las soluciones propuestas a este problema involucran más y mejor tecnología, mientras otras se centran en el comportamiento humano.

[editar] Mecánica

El Tilt-A-Roll es un portarrollos basculante inventado por, un ingeniero industrial nacido en Dallas.[61] Sus patentes estadounidenses del invento, publicada en 1996 y 1997, 5588615 y 5690302, resumen su diseño:

Una bisagra para variar el ángulo asegura el soporte sobre la estructura del aparato, y permite la rotación del soporte alrededor de un eje dirigido ortogonalmente a través del huso para que el rollo de papel pueda ser orientado para sacar el papel por delante o por detrás del rollo, según las preferencias.

Batts explica que sus patentes discuten la colocación del rollo permanentemente, al igual que él y su mujer; de esta manera, el eslogan de venta de su producto es "¡Deja que Tilt-A-Roll salve tu matrimonio!"[61] El Tilt-A-Roll ha sido presentado en multitud de periódicos, revistas, entrevistas radiofónicas y programas de televisión, incluyendo The Tonight Show with Jay Leno.[76] Batts inscribió al Tilt-A-Roll al espectáculo de inventos INPEX de 1999, la mayor feria de inventos a nivel mundial con 800 inscripciones,[77] y consiguió el tercer puesto "por su atractivo y simplicidad".[78]

Batts empezó a construir ests aparatos en un taller en su garaje. Explica, "pasé unas cuantas noches sin dormir en las que pasaba 24 horas haciendo estas cosas. Tengo que encontrar a un fabricante para esto. No puedo seguir el ritmo de la demanda."[61] Hacia 2000, Batts todavía estaba "en el proceso de elegir un distribuidor";[79] probó con The Home Depot[76] y QVC.[80] Hacia 2008, el Tilt-A-Roll estaba a la venta en la página web propia de Batts.[81]

Un inventor llamada Rocky Hutson presentó un aparato de similares características que llamó el T.P. Swivel a los productores del programa de televisión PitchMen a finales de 2009. De los 173 participantes que se congregaron en Ybor City, Hutson fue uno de los 20 elegidos para presentar sus productos a Anthony Sullivan.[82] (Hacia julio de 2010, la segunda temporada del programa tenía aún que emitirse.Plantilla:Update after) Por su parte, Hutson prefiere que sus rollos estén colgando por encima.[83]

Doce rollos en diferentes estados y posiciones.

Otra solución pasa por instalar dos dispensadores separados, algo común en baños públicos y en hoteles[84] Un lector de la columna Annie's Mailbox recomienda usar un dispensador suficientemente grande como para colocar dos rollos, señalando que la colocación por encima es más popular. Otro lector opina que sería mejor olvidarse del portarollos; en su lugar, prefiere apilar cinco o seis rollos en una cesta diseñada a tal efecto.[85] También se propone el uso de dos cuartos de baño separados.[86]

[editar] Comportamiento

Un entusiasta de del papel higiénico proveniente de Grand Rapids (Míchigan), llamado Bill Jarrett argumenta que las anteriores encuestas han tomado muestras muy pequeñas, por lo que solicita la celebración de un referendum a nivel nacional con al menos un millón de votos, cuyos resultados puedan decidir una "manera a nivel nacional para colgar el rollo de papel" que sería regulada por la "policía del papel higiénico".[87] Jarrett se niega a revelar sus propias prioridades; incluso quitó los rollos de papel de sus cuartos de baño cuando invitó a un reportero de AP a su casa para entrevistarle. "No quiero decirlo porque no me gustaría influenciar el voto."[88] Para votar se necesita adquirir un conjunto de preguntas para debatir por 5$. Dio ánimos a la población con esta consigna: dado que cada persona pasa media hora al año buscando el final del papel, los Estados Unidos pueden ahorrar hasta 90 millones de horas al año en el hogar y 300 millones de dólares en el trabajo.[89]

La orientación del papel higiénico ha sido usada retóricamente como el último tema sobre el que el gobierno no tiene potestad para legislar, en cartas al editor como protesta por la regulación de la contaminación acústica[90] y por el endurecimiento de los requerimientos para solicitar el divorcio.[91] Hacia 2006, como protesta en contra de la prohibición de fumar en New Hampshire en restaurantes y bares, el representante Ralph Boehm preguntó: "¿También nos dictarán de qué manera debemos colgar nuestro papel higiénico?"[92]

En una columna del Houston Chronicle, Jack Brewer observa que sólo se necesitan cinco segundos en darle la vuelta a un rollo y ponerlo de la manera correcta (Por encima, según su opinión), lo cual es mucho menos tiempo del necesario para "empezar una discusión" con su esposa.[93]

En una columna del The Grand Rapids Press, Karin Orr relata su descubrimiento por casualidad de que tanto su hermana como su marido dan la vuelta al rollo de papel en las casas de los demás - en direcciones opuestas. Orr escribe, "Realmente, nunca lo sabes todo sobre otra persona."[94]

El libro de 2005 de David O'Connor Henderson's House Rules: The Official Guide to Replacing the Toilet Paper and Other Domestic Topics of Great Dispute intenta solucionar los desacuerdos con la menor discusión posible o mediante un compromiso ofreciendo reglas razonables y autoritarias.[95] La "Regla Doméstica" para el papel higiénico es por encima, y además se dedica una página completa a un diagrama sobre esta orientación. Pero O'Connor escribe que "si una mujer de la familia tiene una fuerte preferencia por por debajo, esta preferencia prevalece. Si bien es una preferencia extraña, las mujeres usan el papel higiénico mucho más que los hombres; de ahí la regla."[96]

[editar] Preferencias notables

La columnista consejera Ann Landers una vez respondió a la pregunta sobre de qué manera debería colgar el papel. Ella contestó por debajo, provocando el envío de miles de cartas de protestas; por ello, cambió su recomendación a por encima, provocando la llegada de miles de cartas más.[97] Reflejó que, aproximadamente, 15.000 cartas hicieron del papel higiénico el tema más controvertido de la historia de su columna, que por entonces contaba 31 años,[98] quejándose, "Con tantos problemas en el mundo, ¿por qué miles de personas están haciendo del papel un problema?"[97]

En noviembre de 1986, Landers dijo al Canadian Commercial Travellers Association que "El papel de calidad tiene dibujos que que están bien si se cuelga por encima".[98] En 1996, explicó el tema en el The Oprah Winfrey Show, en el que el 68% de la audiencia apoyaba el por encima; Oprah sugirió que por debajo usa más cantidad de papel.[99] En 1998, escribió que el tema "parece destinado a durar toda la vida", insistendo, "A pesar del hehco de que una gran mayoría prefiere un rollo colgando por encima, yo todavía prefiero que el papel cuelgue pegando a la pared."[67] El día de su última columna, en 2002, Landers escribió, "PD: El papel higiénico se cuelga por encima."[100] Su comentario del tema incluso ha sido continuado después de us muerte. En 2005 se presentó una obra de teatro en la que participa una sola mujer, escrita por David Rambo: un estudio del carácter de Ann Landers titulado The Lady with All the Answers. El papel higiénico vuelve a aparecer, y la actriz entrevista a la audiencia preguntando sus opiniones.[101]

En su artículo en Teaching Sociology, Burns escribe que el ejercicio del papel higiénico oclgando es valioso en parte porque "la materia es familiar para todo el mundo; todo el mundo es un experto, y todo el mundo tiene una opinión."[102] Los medios de comunicación han publicado las opiniones de personajes del entretenimiento, columnistas consejeros, y personas de negocios, incluyendo los siguientes:

Por encima
Indiferente
  • Annie's Mailbox, columna de consejos escrita por Kathy Mitchell y Marcy Sugar: "Si el papel tiene un patrón, debe colgar por encima. de otra manera, no importa. de verdad. De cualquier forma que lo pongas, nos gusta."[107]
  • Heloise, columnista consejera: "De ambas maneras. Intento no obsesionarme con estas cosas."[108]
  • Erik Seidel, director de la submarca de Kimberly-Clark Scott: "Es un debate clave en mi casa. 'Por debajo' queda más limpio y ordenado porque no lo ves. Pero 'por encima' es más cómodo."[109]
Por debajo
  • Ann Landers, columnista consejera: "Tengo una obsesión compulsiva sobre esto. el papel higiénico debe colgar pegando a la pared. De hecho, lo recolocaré si voy a otra casa y lo veo al revés."[110]
  • La pintura al óleo de Gerhard Richter de 1965 Klorolle muestra un rollo colgando por debajo. Extrañamente, la fuente original del trabajo es una fotografía que él mismo tomó.[111] La tercera versión de su trabajo (CR 75-3) ha sido expuesto en seis museos, y en 1995, fue vendido en la casa de subastas Sotheby's por un total de 120.000 £.[112]

[editar] Referencias

  1. Este párrafo resume el contenido del artículo; los detalles y las citas se encuentran más abajo. Para la definición de las posibilidades, ver Preámbulo. Las costumbres se discuten en Argumentos. Ver Resultados de encuestas para estadísticas.
  2. Para los pros y las contras, incluyendo en caravanas y gatos, ver Argumentos; para personas famosas y expertos, incluyendo a Ann Landers, ver Preferencias notables; para teorías, ver Ideas.
  3. El entusiasta, Bill Jarrett, y el inventor, Curtis Batts, se describen en Soluciones.
  4. Burns, 2003.
  5. Burns, 2003, p. 111.
  6. a b Burns, 2003, p. 113.
  7. Collett, 2008.
  8. Paul, 2006. Los temas anteriores son discutidos en la sección "Finding Sociology in everyday places: a review".
  9. Peterson, 2006, pp. 173–175.
  10. Cesvet, Babinski y Alper, 2008, p. 68.
  11. Loftin, 2004.
  12. Voice of America, 2004.
  13. Lipman, 1987.
  14. Esto se describe como un comienzo por Magill (1993, p. 2236). La sustancia del argumento mencionada en Landers (1992).
  15. Cantor, 2003, p. 76.
  16. Nalebuff y Ayres, 2006, pp. 115–118.
  17. Harris, 2010.
  18. Grant, 1991a.
  19. Grant, 1991a. Se puede encontrar una cita ligeramente diferente en Dayton Daily News (1996).
  20. Freiberg y Freiberg, 1998, p. 270.
  21. The Daily Examiner, 2009.
  22. a b Progressive Grocer, 2010.
  23. Ode, 2010: "La empresa Kimberly-Clark cita hasta tres ventajas para desenrollar por encima: control del perforado, ventaja de visión y esquivo de la pared."; Garton, 2005; Jarski y Jarski, 2007.
  24. Ode, 2010; Elliott, 2006
  25. Lind, 1992; "The Grand Princess cruise ship replaces its toilet paper with the leading edge over the front, so that it can be folded as is done in five-star hotels. (Yes, someone really did ask this question.)" (Carpenter, 1999); Rosencrans, 1998; Garton, 2005.
  26. Grant, 1991b; Garton, 2005; Mitchell y Sugar, 2005a; Jarski y Jarski, 2007.
  27. Brandweek, 2009; Jarski y Jarski, 2007.
  28. Darbo, 2007; Garton, 2005; O'Connor, 2005, p. 63.
  29. Nerbas, 2009.
  30. Ode, 2010; Weingarten, 2008; Keeran, 1993.
  31. Downey y Harrison, 1993.
  32. McNatt, 2010.
  33. Centralian Advocate, 2002.
  34. Yeld, 2010.
  35. FitzSimons, 2009, p. 99.
  36. Scriven, 1991, "EVALUATION SKILLS", pp. 151–153, especially p. 153 for the quotations.
  37. «¿Delante o detrás? El gran debate de papel higiénico» (en español/inglés) (1/5/2011). Consultado el 2/7 de 2011.
  38. a b Rubin, 1989.
  39. a b Oldenburg, 1989.
  40. Mark Wolf Scripps Howard News Service, 1990.
  41. Kanner, 1995, pp. 56, 120.
  42. Ladan, 2001.
  43. Nestruck, 2005.
  44. El informe de 1996, en la que no está esta cuestión, fue el cuarto informe anual: (McCarthey, 1996)
  45. a b PR Newswire, 1993.
  46. a b Ortega, 1995.
  47. Ciancio, 1994.
  48. Ciancio, 1995.
  49. Dickson, 2001.
  50. Ebenkamp, 2004; Pierson, 2004.
  51. a b Toronto Star staff and news services, 1993.
  52. Stark, 1993.
  53. a b Clark, 1993.
  54. American Standard Press, 2008.
  55. Harden, 1995.
  56. Henry, 1999.
  57. CottonelleRollPoll.com
  58. Ode, 2010.
  59. PR Newswire, 2010.
  60. Poretz y Sinrod, 1989, p. 34.
  61. a b c d Floyd, 1999.
  62. Ms Maud, 2002.
  63. a b c Kimberly-Clark, 2010.
  64. LaForte, 2003.
  65. Barrett y Mingo, 2003, p. 400.
  66. Buckley, 2005, p. 106.
  67. a b Landers, 1998.
  68. Keim, 1997.
  69. Breithaupt, 2003, pp. 126, 135.
  70. Wyman, 2001, p. 61.
  71. Grimes, 1999.
  72. Fund Action, 2009.
  73. Wolf, 1999, pp. 74–75; Hogan y Hogan, 2000, p. 200.
  74. Lui, 2009; Grant, 1991a.
  75. Daily Express, 1999, p. 39.
  76. a b Newman, 2000.
  77. Miller, 1999.
  78. a b Greenberg, 2007, p. 149.
  79. Hunt y Edwards, 2000.
  80. Stovall, 1997.
  81. Greenberg, 2007, p. 149. See The Tilt-A-Roll homepage at Curtis Batts Online
  82. Zayas, 2009.
  83. Luna, 2009.
  84. Walsh, 1999; Marelius, 1987.
  85. Mitchell y Sugar, 2005b.
  86. Arkins, 1994; Jarski y Jarski, 2007.
  87. Godfrey, 2006, p. 103.
  88. Rademacher, 2005.
  89. Lind, 1992.
  90. Ratzlaff, 2009.
  91. Wuthrich, 2006.
  92. Saunders, 2006.
  93. Brewer, 2002.
  94. Orr, 1995.
  95. O'Connor, 2005, pp. 2–3.
  96. O'Connor, 2005, pp. 63–64; Davis, 2006.
  97. a b Marelius, 1987.
  98. a b Toronto Star, 1986.
  99. The Oprah Winfrey Show, 1996.
  100. Landers, 2002.
  101. Welsh, 2005; Rawson, 2008.
  102. Burns, 2003, p. 116.
  103. Ichikawa, 2005.
  104. a b c Pierson, 2004.
  105. Ichikawa, 2004.
  106. Grant, 1991b.
  107. Mitchell y Sugar, 2005a.
  108. Russell, 2006.
  109. Brandweek, 2009.
  110. Wizda, 1990.
  111. Elger y Solaro, 2010, pp. 104–105, 119.
  112. Hage, 2010.

[editar] Lectura adicional

  • «For Your Information», The News & Observer: p. C1, 4 October 1993, Plantilla:Factiva
    References "a Reader's Digest poll". Primary source unclear.
  • Brody, Ed (2002), Spinning Tales, Weaving Hope: Stories, Storytelling, and Activities for Peace, Justice and the Environment, New Society Publishers, p. 158
  • Cameron, W. Bruce (2004), How to Remodel a Man: Tips and Techniques on Accomplishing Something You Know Is Impossible But Want to Try Anyway, Macmillan, p. 185
  • Carpenter, Richard P. (28 March 1999), «It's swimming vs. snoozing», The Boston Globe: p. M4, Plantilla:Factiva
  • Freeman, Kim (8 February 1986), «Vox Jox», Billboard: p. 16
    References a poll by Ric Hanson featured in USA Today.
  • Grossvogel, David I. (1987), Dear Ann Landers: our intimate and changing dialogue with America's best-loved confidante, Contemporary Books, p. 257
  • Kelly, William Jude (1988), Models in process: a rhetoric and reader, Macmillan, p. 154
  • Kogan, Rick (2004), America's Mom: The Life, Lessons, and Legacy of Ann Landers, Thorndike Press, p. 224
  • Praeger, Dave (2007), Poop Culture: How America Is Shaped by Its Grossest National Product, Feral House, p. 72
  • Selby, David (1995), Earthkind: a teachers' handbook on humane education, Trentham Books, p. 367
  • Singular, Stephen (1987), Talked to death: the life and murder of Alan Berg, p. 305
    Mentions Bob Palmer of Denver's KCNC-TV doing a show on this topic.
  • Society of Automotive Engineers (2004), Reliability and robust design in automotive engineering, p. 412
    Presents a statistical test to determine gender differences in toilet paper orientation.
  • Trachtenberg, Robert (2005), When I Knew, HarperCollins, p. 69
  • Over or Under, the great toilet paper debate, 2011

0 comentarios:

Publicar un comentario

Te gustará

FACEBOOK

Powered by Jasper Roberts - Blog