evita estos 5 errores para salir del armario

Anuncios google

 


evita estos 5 errores para salir del armario


 


Que si salir del armario en el trabajo, que si salir del armario con el doctor, por hacer hasta me he atrevido a darles algunos consejos para que se preparen mejor para salir del armario con su familia.

 image

1 - Inseguridad

Puede ser que todo salga bien, sean muy abiertos y no pase absolutamente nada. Pero para la mayoría de los padres es difícil conciliar la imagen que han tenido de ti durante tanto tiempo con la que eres en realidad. Les hace sentirse inseguros y heridos el pensar que si no sabían eso de ti podrían haberse perdido muchas cosas más, te ven un poco como a una extraña y eso les asusta. Por eso es muy importante que cuando hables con ellos estés segura de ti misma y de quien eres.

Cuando yo salí del armario (bue a mi más bien me sacaron jeje) tenía mucho miedo. De hecho, aún me costaba procesarlo, pensaba cosas como "no, no soy lesbiana, es que me gusta ella y nada más", aunque en el fondo de mi ser siempre había sabido que nunca había desarrollado sentimientos profundos por chicos (no es que no viera a un chico guapo, sino que no me enamoraba de él) no estaba preparada para afrontarlo. Ella empezó a hacerme toda clase de preguntas muy enfadada y llorando y a mí me tomó completamente por sorpresa así que no estaba preparada y no sabía que hacer. Todo lo que estaba pasando a mi alrededor me asustaba mucho.

Temía afrontar mi vida tal cual empezaba a comprender que necesitaba hacerlo para ser feliz. También me daba miedo ver la reacción de mi madre y entender que existía la posibilidad de que esa fuera la cara con la que me iba a encontrar de ahora en adelante y eso me dolió muchísimo.

2 - Juventud

Hay personas que son muy maduras a los 15 y otras que a los 30 seguimos igual:P. Pero lo cierto es que mientras más peque seas es más fácil para tus padres hacerlo a un lado pensando que estás experimentando o que estás confundida.

.

3 - Momento oportuno

Dar el gran paso siempre será difícil, se necesita valor para hacerlo y a veces lo vamos reprimiendo durante tanto tiempo buscando el "momento perfecto" que terminamos haciéndolo en el peor de los instantes. Porque me contaba que cuando pasó estaba enfadada porque sus padres le habían tocado la moral y la manera en la que lo dijo no ayudó en nada al proceso de aceptación de familia.

Así que si estás enfadada, no le grites a tus padres que eres lesbiana, porque lo entenderán como una forma tuya de castigarlos y te costará el triple de tiempo y esfuerzo hacerles entender que no es así. Respira 10 veces y piensa que siempre habrá un momento mejor que ese para hacer tu gran salida.

Ahora que si ya has salido de esa manera y en este momento estás sufriendo las consecuencias, te alegrará saber que no hay mal que dure cien años y que todas las lesbicanarias que compartieron esta experiencia están ahora muy contentas de haber salido, aunque preferirían haberlo hecho de otra forma.

 

4- Ingenuidad

Siempre he pensado que es genial ser una persona positiva. Cuando se trata de afrontar tanto los momentos duros como los felices, todo se endulza mejor si los atacas con una sonrisa. Pero una cosa es pensar que las cosas pueden salir bien y otra es no ir preparada para la acción. Y cuando se trata de afrontar tu salida del armario es necesario que no seas ingenua.

Eso no significa que debes pensar que seguramente te correrán de casa, quemarán tus fotos y te eliminarán del árbol familiar. Simplemente es que tienes que prepararte y entender que a lo mejor vas a pasar un momento duro y tienes que ser lo suficientemente madura para afrontarlo.


 

5 - No salir del armario

Quizá te parezca que lo digo yo porque ya he pasado la experiencia y es "fácil" para mi. Pero lo cierto es que también hay personas como Livy y Annuki_00 que están lidiando con ello y entienden que no es la mejor opción. Esto no significa que tú tengas que salir, hacerlo no es una obligación y el tiempo y momento correcto solo tú lo puedes decidir. Es solo que una vez que ha pasado el mal trago, es increíblemente satisfactorio vivir sin tener miedo. Mirar a los ojos a tu pareja en un salón lleno de gente y tomarla de la mano sin que te importe si "fulanito de tal" puede llegar a sentirse ofendido es la experiencia más linda del mundo.


leer texto completo

0 comentarios:

Publicar un comentario

Te gustará

FACEBOOK

Powered by Jasper Roberts - Blog