Carta de un escaño a los Reyes Magos

Anuncios google

 


Carta de un escaño a los Reyes Magos


Estimadas majestades,

escaños 

Lo propio es comenzar la carta recordándoles que este año me he portado bien pero es público y notorio que hace décadas que me porto y “soporto” estupendamente teniendo en cuenta lo que llevo encima. Lo digo con tristeza, que conste que no me pesan tanto los años como las penas, pero es que ya nada es como antes. Mis 349 compañeros y yo vivíamos acostumbrados a ser tratados con un respeto casi reverencial. ¡Éramos un símbolo de la Democracia! Nosotros que la vimos tambalearse seriamente aquella noche del 23 F.

Ahora sentimos que no somos nadie, nos tratan como muebles y para colmo en las encuestas nuestro negocio aparece entre los peor valorados. Nos tememos que si las cosas siguen así terminaremos arrinconados en algún local del Rastro mientras Amancio Ortega se hace con el local. Por eso me he decidido a escribirles en nombre de todos mis compañeros. Tampoco pedimos gran cosa, sólo aspiramos a recuperar algún buen ratito de aquellos que pasamos juntos…

Nos vendría bien que nos enviasen unos buenos sacos de paciencia, manden toda la que tengan que ahora -que ya no hay goteras- se puede almacenar sin que se estropee. Andamos escasos también de sentido del humor, de eso si pueden un par de palés que aquí ya no se ríe ni Alfonso Guerra. No se a cómo anda ahora el kilo de verborrea, debe estar cara porque ya hace tiempo que no la vemos. Últimamente casi todos leen del papel y pregunten lo que le pregunten, le cascan el texto que traían de casa.


Si no es mucho pedir nos hacen falta además unos botes de empatía para repartir entre sus señorías a ver si así consiguen ponerse "en el lugar del otro”. Mis compañeros insisten en que no me olvide de lo más importante: sentido común, de eso todo el que les quede en el almacén. No sé si aún trabajan aquellos packs que traían “tolerancia, respeto y buena educación” ya todo mezcladito y listo para consumir. Ahora realmente nos hacían un buen servicio.

No queremos abusar pero les agradeceríamos que hicieron lo posible por enviarnos estos regalitos con el compromiso de que bien los sabremos administrar.

Atentamente,

El escaño 4 de la 3º fila por la izquierda.

Hemiciclo del Palacio de las Cortes

texto humorístico navidad y política española chistes de que es, chistes sobre políticos, página de humor

0 comentarios:

Publicar un comentario

Te gustará

FACEBOOK

Powered by Jasper Roberts - Blog