Por que se origino la inquisicion

Anuncios google

Inquisicion

 

sello-inquisicion

El papa Gregorio IX publica una constitución en el año 1231. En la misma pone de manifiesto la Inquisitio heréticas pravitatis, la Inquisicion de la depravación herética, para lo cual se crea de un tribunal eclesiástico encargado de investigar y castigar los delitos contra la fe.
Inquisicion

De todas maneras, aunque esta constitución fue la que realmente plasmó e hizo pública la inquisicion; ya alrededor del año 1179, el papa Alejandro III, se había encargado de decretar que se debería tomar medidas drásticas contra toda persona que realice actos que fueran en contra de la religión. Estas medidas incluían la destitución de cargos, someter a estas personas a la servidumbre y la retención de sus bienes. Lucio III escribe una constitución en el año 1184 en la cual exige a los obispos que éstos deben recorrer las aldeas de su diócesis todos los años buscando herejes. Además reclama a los nobles que deben ayudar a la iglesia a combatir y castigar estos delitos, así como también, toda persona debe comunicar a los obispos si conoce actos de herejía.

Con la constitución de Lucio III se brinda libertad plena a los obispos para actuar, por lo que se la considera el punto en el cual nace la inquisicion episcopal. El papa Gregorio IX entonces toma como punto de partida esta constitución y le agrega la decisión del concilio de Avignon, la cual indica que en cada congregación debe formarse un tribunal integrado por un sacerdote y tres laicos dignos. Éste tiene la obligación de encargarse de la búsqueda de herejes y a quienes los ayuden a ocultarse o trabajen para ellos, ya que éstos últimos también deben ser castigados con penas drásticas. Además la población en su conjunto también debe ayudar a combatir estos delitos, de eso se trataba la inquisicion. Sólo aquellos acusados por la iglesia, pagarán las condenas que se les adjudiquen y todos los que hayan cometido herejía y deseen volver a la fe, serán encarcelados de por vida para confesarse y rehabilitarse. Únicamente un obispo u otra persona eclesiástica, tienen el poder de declarar y juzgar a una persona por hereje.

 

Porque se origino la inquisicion

 

La inquisicion era necesaria en la época en que surgió y no puede decirse que la misma nació de un modo anticipado. La iglesia católica se sentía amenazada en toda Europa por actos de herejía que confundían a los católicos, por lo tanto ésta debía tomar medidas frente a estos actos, como forma de defensa de sus principios.

Aunque posteriormente la inquisicion se desvió de sus metas iniciales y se cometieron actos excesivos y atroces, no se debe olvidar los orígenes reales de la misma. A mediados del siglo XII aparecen los cataros (su nombre significa “puros”), los cuales cometían un tipo de acto herético heredado del Oriente bizantino, donde se conocía con el nombre de bogomilismo. Éstos diferenciaban dos principios tan contrarios como el bien y el mal, e interpretaban un dios que tenía las dos formas. Afirmaban que el alma humana, encerrada en un cuerpo, estaba formada por ambas partes de este dios. Los cataros crearon un bautismo “consolamentum”, que a diferencia del bautismo católico, era proporcionado a sus seguidores en el momento de la muerte o cuando éstos atravesaban una grave dificultad. Además, expresaban que la aparición del mundo fue consecuencia de un agente maligno. Esta es una de las causas de la inquisicion. Esta agrupación hacia temblar los principios de la iglesia católica de manera creciente, ya que éstos rápidamente se expandieron por toda Europa, Italia y Francia. Se fueron uniendo a diferentes agrupaciones. En Francia se juntaron a los valdenses, (una secta que tuvo sus orígenes con Pedro Valdo), y constituyeron los albigenses (su nombre se debe a la ciudad de Albi).

 

La expansión de estos últimos se realizó tan velozmente que superó en número a los católicos. El cristianismo se vio sumamente afectado y pese a los grandes esfuerzos de los papas y de Alejandro III, los castigos impuestos y las intensas persecuciones a esta secta, las herejías seguían produciéndose y cada vez con más fuerza, era el comienzo de la inquisicion.

Inocencio II en 1208 organizó la “cruzada contra los albigenses”, debido a una carta enviada por el conde Raimundo de Tolosa. La misma denunciaba las burlas, rechazos, y oposiciones de los herejes frente a los principios católicos e inventos sobre otras fuentes de existencia. Además, en esta carta el conde explica que los mismos católicos están confundiendo su fe y la misma esta siendo debilitada, por lo que pide que si la espada espiritual no puede combatir la herejía, entonces debe aplicarse la espada material. Esta cruzada finalmente no cumplió sus objetivos, ya que en principio fue una cruzada con fines religiosos para luchar contra los herejes, pero posteriormente se convirtió en una expedición de conquista y repartición de tierras, consecuencias de lo que fue la inquisicion, dejando devastados los lugares por lo que pasaban.

inquisicion

 


Historia de la Inquisicion

En sus orígenes, según hemos estudiado la historia de la inquisicion se ocupaba únicamente de la investigación y el castigo de los delitos cometidos por los herejes, y le prestaba cierta atención a las prácticas de brujería y hechicería, aunque éste no era su principal objetivo. El papa Alejandro IV había determinado que únicamente se perseguirían actos de brujería si los mismos tenían relación con la herejía.


Juan XXII (llamado en algunas ocasiones el “papa brujo” por su supuesta práctica de la alquimia), desde 1320 comienza a reprimir los actos criminales que se relacionen con hechizos, pactos diabólicos y profanación de los sacramentos. Esta postura es todavía nueva y pasiva, ya que la herejía continuaba siendo el principal enemigo del cristianismo. La historia de la inquisicion, nos indica que no obstante en el siglo XV comienzan a producirse cambios debido a la ocurrencia de diferentes acontecimientos. Uno de ellos se denominó el proceso a los Templarios, llevado a cabo por Felipe el Hermoso. Éste consistió en encarcelar, torturar y despojar de sus posesiones a todos los Templarios de Francia en una noche. Las causas que justificaban este proceder eran acusaciones tales como adorar el Bafomet (“inspiración del espíritu”), el cual era utilizado para predecir el futuro, actuar en contra de la naturaleza, hacer aparecer gatos en las asambleas y escupir el crucifijo el día de su recibimiento. Las torturas obligaron a los templarios a confesar haber realizado ritos satánicos y profanación de la hostia. Esto hizo que el papa Clemente V cancele la orden de arresto y la mayoría de los templarios fueran quemados en la hoguera.
 

Casos populares de la historia de la inquisicion

La condena de Juana de Arco fue un hecho muy conocido en la historia de la inquisicion. Luego de ser vendida a los ingleses, fue juzgada por un tribunal de inquisición por actos de brujería y hechicería. Los motivos eran un poco irrelevantes y confusos, se la condenaba por utilizar vestimenta masculina durante la lucha y la prisión. Se consideraba que este tipo de actos hacía que la persona que los realizaba sea detestable frente a los ojos de dios. Además, se juzgaron sus dichos a cerca de las supuestas apariciones del arcángel San Miguel, ella afirmaba que éste se le aparecía desnudo. Otro motivo fue que siendo la misma una niña, como era tradición en su ciudad natal (Domrémy), colocaba flores al pie de un árbol llamado “de las hadas”. Esta heroína de Francia, luchó por la libertad de Orleáns, fue condenada a la hoguera en Rouen y reivindicada años más tarde por el tribunal del Santo Oficio en el cual se resolvió que la misma sea canonizada en 1920. Otro caso no menos importante en la historia de la inquisicion, fue la condena a Gilíes de Rais. Este mariscal de Francia, fiel compañero de Juana de Arco fue juzgado por satanismo y brujería. El mismo confesó dedicarse a la alquimia y la conspiración del demonio. Su destino finalmente fue el mismo que su compañera, fue colgado y quemado en 1440 por las causas mencionadas anteriormente.
 
Aquí comienza entonces una época en la cual la iglesia claramente comienza a tener un nuevo enemigo, la brujería. Estos actos se asociaban con un fuerte pensamiento que iba en contra de los principios de la fe cristiana y de Dios. Los brujos, se decía, realizaban pactos con el diablo y la hechicería comienza a ser el adversario de la religión; por lo que surgía en el siglo XIV una nueva amenaza para la iglesia y un motivo de preocupación, en el que actuaría ahora la inquisición. Las herejías se habían logrado controlar y ya no eran un problema para la iglesia, aunque la hechicería, podría decirse que surge como una forma de resistencia de los incrédulos, negación por la fe cristiana, sentimiento que estuvo presente desde los comienzos de las herejías hasta la actualidad y que ha sido siempre enemigo de la iglesia. El papa Inocencio VIII, fundamental en la historia de la inquisicion, ordena a los inquisidores de todos los estados religiosos que estos actos de brujería y hechicería sean castigados. Esto lo redacta, en 1484, en lo que se denominó la bula Summis desirantes, en la cual, dejaba explícitamente aclarado que era de conocimiento para la iglesia los horribles hechos de vandalismo que se estaban cometiendo, que los pactos con el diablo y las brujerías que se realizaban provocaban esterilidad en los lechos matrimoniales, muerte y exterminio de la naturaleza. Entre los años 1484 y 1590 el exterminio contra la brujería es cada vez más amplio llegando inclusive a los países protestantes, los monasterios, conventos de monjas, etc. Cada vez más personas en la historia de la inquisicion, son condenadas a la hoguera por haber tenido, supuestamente trato con Satanás. Son asesinadas 91 mujeres en Burlía por orden del inquisidor Cumaences, en Como 1112 personas son quemadas vivas y en 1583 se condena a tres ancianas por haber causado granizadas sobre los montes de Dios en Berlín, en París suceden acontecimiento similares.

 

Tribunal de Inquisicion

El proceso de inquisicion finalizaba si un acusado se declaraba culpable o simplemente si el tribunal de inquisicion decidía arbitrariamente que esto era así, entonces se dictaba la sentencia. Existía un jurado cuya función era colaborar con el tribunal de inquisicion; integrado por fieles cristianos, abogados laicos, nobles, etc. A éstos se les informaba sobre el proceso en cuestión y se pedía su opinión acerca de la sentencia que se debía imponer.
Tribunal de Inquisicion
La resolución final era comunicada al condenado generalmente un domingo en un lugar público, como podía ser una plaza, o cualquier lugar que reuniera a muchas personas. A éste proceder se le denominaba “sermo generalis”. Un inquisidor general pedía a las personas allí presentes que se declaren fieles cristianos y entonces procedía a comunicar la sentencia. Ésta no era definitiva, pero, de todas maneras casi nunca se modificaba, y menos aún si se trataba de una sentencia de muerte. Los acusados esperaban su condena de rodillas ante el tribunal de inquisicion y se les pedía que se declaren traidores de la fe y recen a Dios. Éstos tenían derecho a requerir al papa, pero los inquisidores podían declarar ésta petición como infundada y anularla, por lo que era casi imposible que un condenado en estas condiciones lograra defenderse. La sentencia más grave era la excomunión, y se aplicaba a las personas que a pesar de haber cometido actos de herejía, nunca se declararon culpables, incluso durante las torturas. La iglesia entendía que ya no podía hacer nada para rehabilitar a esta persona y entonces la transfería a la justicia civil. Esta última generalmente determinaba que el acusado sería rápidamente enviado a la hoguera. El condenado podía una vez entregado a la justicia civil confesarse y retractarse por lo hecho, entonces podía ser aceptado nuevamente por el tribunal de inquisicion. Para determinar si su arrepentimiento era veraz, el tribunal inquisidor obligaba al acusado a confesar quienes cometían junto con el, actos de herejía. Si éste declaraba, entonces se reconocía su sinceridad y la pena de muerte era sustituida por la prisión perpetua. De lo contrario, su muerte era inmediata.


http://www.grandesmisterios.net

0 comentarios:

Publicar un comentario

Te gustará

FACEBOOK

Powered by Jasper Roberts - Blog