Cuadros de niños llorones Bruno Amadio

Anuncios google

El pintor Maldito, cuadros de niños llorones

 

Bruno Amadio (nacido en Venecia, Italia el 15 de enero de 1911 y fallecido en Padua, Italia, el 22 de septiembre de 1981), más conocido cómo Angelo (Giovanni) Bragolin

niños llorones

 


 

Los cuadros de de niños llorones es la  obra más conocida del pintor. Todos los  cuadros están firmados con el seudónimo de Giovanni Bragolin. Se desconoce cuando Bruno Amadio empieza esta serie de cuadros. Una teoria teoría más  explica que son ideados por el propio pintor recordando el sufrimiento de los niños de la guerra mundial. Muchos de éstos cuadros tienen una estética que coincide  con ésta teoría: angustia, sensación de suciedad y oscuridad, incomprensión y tristeza, ropas y paredes sucias y rotas. Sin embargo, los últimos cuadros de niños llorones muestran  ropas colorida y  vestidos de payaso. Esto podria encajar  en la estética de los años 60 que se pusieron de moda cuadros de payasos sonrientes o tristes

En 1979 un estudiante de arte se encontró a Bruno Amadio pintando en Padua. Amadio le dijo al  estudiante que "Un marchante de arte le sugirió la idea de cuadros de bebés llorando". De acuerdo a ésta hipótesis podríamos preguntarnos si realmente Amadio lo que hizo tras la guerra fue pintar algunos cuadros de la contienda y despues  algún marchante los vio y le sugirió que siguiese haciendo más cuadros . La gran carga emotiva de éstos cuadros los hizo muy populares y se  imprimieron en forma de láminas que se vendieron a miles en todo el mundo.

el pintor Maldito

Existe una leyenda sobre este artista, según wikipedia, se dice que frustrado por su nula fama como artista, Amadio hizo un pacto con el Diablo para que sus pinturas tuvieran éxito en la sociedad. A partir de entonces realizó cuadros en los que aparecen niños llorando. Uno de ellos fue un retrato de un niño que vivía en un orfanato que, una vez finalizado el cuadro, se incendió y acabó con la vida del niño. Su alma, entonces, se dice que habita en el cuadro.

Al igual que otros cuadros, como El Grito de Edvard Munch, las obras de este pintor han trascendido el posible hecho pictórico. La gran expresividad y el simbolismo que reflejan, emanada de la sensibilidad del autor influida por los acontecimientos sociales del momento, han llevado a la creación de fábulas que nunca han sido corroboradas.

He leído en algunos blogs que Amadio en realidad era un pederasta y que abusaba de los niños y luego los pntaba, así esa cara de miedo de algunos niños llorones. La verdad, me parecen acusaciones muy fuertes para hacerlas sin tener más pruebas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Te gustará

FACEBOOK

Powered by Jasper Roberts - Blog